Prevención del riesgo químico en talleres de suelda

18 de jul de 2018 Prevención del riesgo químico en talleres de suelda

Desde la década de los noventa la IARC, Agencia Internacional para la Investigación del Cáncer, clasificó a los humos producidos en las tareas de suelda y a la radiación UV, como posibles sustancias cancerígenas ubicadas en la categoría 2B.

En una actualización monográfica de la IARC número 118, del presente año 2018, reclasifica a estos humos y radiación UV en la categoría 1, es decir son agentes cancerígenos para los seres humanos, según lo publica la revista The Lancet Oncology, basado en numerosas observaciones y estudios.

Todas las actividades y procesos de soldadura emiten humo que contienen gas y polvo que pueden alcanzar la región de los alvéolos en el sistema respiratorio, al ser inhalados por el soldador y los trabajadores que laboran cerca.
La información obtenida permite establecer una relación causal directa entre la exposición y el desarrollo de cáncer pulmonar.

Adicional la IARC muestra que la radiación UV emitida durante la soldadura de arco es un factor de riesgo para desarrollar melanoma Ocular de 2 a 10 veces que la población normal no expuesta.

La medidas preventivas para minimizar la exposición a riesgos laborales actúan desde la fuente principal de exposición, en el medio transmisor y por último en los equipos de protección personal, EPP, es decir actualmente con el cambio de categoría de estos productos, los equipos de prevención de la empresa debemos enfocarnos en el control en la fuente y en medidas de protección colectiva, para evitar el aparecimiento de enfermedades ocupacionales por exposición directa o indirecta a estos productos químicos de la actividad laboral.